La historia del Gato chino que saluda

Si has ido a un restaurante chino o a un barrio chino incluso en películas habrás visto más de una vez a estos gatos dorados o blancos que saludan en este artículo te vamos a no solo explicar de dónde vienen y que significan sino tambiénLa historia del Gato que salu

Procedencia de estos gatos chinos que saludan.

Su Nombre es Maneki Neku en español “gato de la fortuna” o “gato de la suerte” y esta pequeña escultura no es china sino proveniente de Japón, nosotros ya sabemos que Japón es un país que ama muchísimo a los gatitos incluso los consideran de buena fortuna a diferencia de en la zona Occidental del mundo en la que un gato negro sigue siendo considerado de mala suerte su La historia del Gato es la siguiente.

Un poco de Contexto antes de la Historia.

En Japón las estatuillas de Maneki Neku empezaron a popularizarse en el siglo 17 en la era “edo” y su historia se debe a la época de los señores feudales y a un templo ubicado en Tokio.

La historia del Gato Maneki Neku.

El templo del que se trata la historia estaba casi destruido en la ruina prácticamente y esto por problemas económicos existía un solo sacerdote bastante pobre que cuidaba y vivía en ese templo, este sacerdote no tenía prácticamente comida sin embargo la compartía siempre con su gatito uno de raza Bobtail esa gata se llamaba Tama.

Gato raza bobtail

Una tarde un Señor Feudal llamado Naotaka de muchísimo poder económico por ser dueño de una gran fortuna estaba cazando hasta que aquella tarde se encontró con una tormenta, este solo vio dos posibles refugios un árbol bastante grande y frondoso o el templo, el mismo templo casi en ruinas y muy pobre, Naotaka no lo dudo y fue hacía el árbol a descansar y esperar que acabe la tormenta.

Mientras Naotaka descansaba en aquel árbol pudo ver que una Gata Bobtail lo miraba desde el templo, Naotaka lo ignoro pero la gata levanto una patita y empezó hacer una señal aquella que simboliza “ven aquí” Naotaka quedo impresionado y se acercó al templo por orden de la gata y su gesto anormal cuando de repente un fuerte rayo impacta el árbol en el que Naotaka descansaba.

Aquel Señor Feudal conoció al pobre sacerdote y en formad de agradecimiento hacía la gata que le salvo la vida financio el templo para reconstruirlo y hacerlo prosperar por lo que el sacerdote jamás volvió a pasar hambre.

Finalmente cuando la Gata murió se le hizo una estatuilla para recordar aquel tarde por lo que podemos deducir que no está saludando sino está haciendo una señal de invitación, luego se le atribuyo a la estatuilla un sentido supersticioso de suerte o de fortuna sin embargo la historia es una digna de contar.

Te invitamos a leer “La Isla de los Gatos en Japón en el 2019” ya que te podría interesar.

Compártelo este artículo en tus Redes Sociales

Deja un comentario