La Leyenda del Gato sagrado de Birmania.

La leyenda del Gato Sagrado de Birmania es bastante antigua y mística incluso es tan antigua que tiene relación con la creación del templo budista que existe en el Tíbet y nosotros te contaremos aquella leyenda en este artículo.

Gato sagrado de Birmania o Birmano
Gato sagrado de Birmania o Birmano

En la Leyenda del Gato sagrado de Birmania cuenta que en el Siglo IX en la Edad media en el Oriente para ser precisos actualmente en Laos, Tailandia y Cambodia existían distintos reinos y cada uno de estos 3 tenía un templo budista, en cada templo se tenía la costumbre de tener gatos blancos porque estos gatos eran los encargados de proteger las almas de los sacerdotes y monjes budistas muertos y podían proteger al templo de almas impuras por este motivo eran venerados y cuidados como símbolos místicos.

En el Templo de Lao Tzun

Uno de los gatos era especial por tener ojos ámbar (cosa rara en los gatos de este templo) y este gato bastante fiel a un sacerdote budista encargado de orar en las noches. Un día unos ladrones entraron al templo de noche y mataron al sacerdote budista cuando le oraba a una diosa con ojos color zafiro. Cuando el sacerdote estaba moriendo el gato salto al cuerpo del sacerdote para permitirle a su alma entrar a su cuerpo y entonces el gatito cambio.

Monjes Budistas
Monjes Budistas

Su cuerpo tuvo un manto dorado en la espalda, la cara de color más oscura, los ojos se volvieron color zafiro como los de la Diosa y las patitas del gato fueron lo único que se mantuvieron blancas ya que eran las únicas partes del animal que estaban en contacto con el cuerpo del sacerdote budista.

El gato Sagrado de Birmania ya convertido

Convertido y con el alma del sacerdote budista se mantuvo en ese mismo templo orando a esa Diosa sin comida ni agua hasta que murió y guió el alma del sacerdote hacia el paraíso budista.

Cuando el primer Gato Sagrado de Birmania con este sacrificio todo los gatos blancos cambió de color convirtiéndose así todos en Gatos Sagrados de Birmania y todos estos gatos se reunieron alrededor de un monje a quien eligieron para convertirse en el suceder de aquel sacerdote budista que murió.

Cuando los sacerdotes budistas fueron perseguidos que escapar de los templos con sus gatos hacia el Tíbet y fundaron sus nuevos templos Budistas.

Como dato curioso esta leyenda también cuenta el origen de la raza burmés ya que esta proviene también del Sagrado de Birmania

Esta leyenda es realmente increíble sobre todo por lo místico de el Gato Sagrado de Birmania y el por qué tiene ese nombre yo siempre que converso con alguien que tiene un gato de esta raza le cuento esta leyenda.

Compártelo este artículo en tus Redes Sociales

Deja un comentario